Errores que no puedes cometer en tu estrategia de LinkBuilding

on junio 12, 2018 SEO with 0 comments
Errores que no puedes cometer en tu estrategia de LinkBuilding

Construir una estrategia de Linkbuilding es clave para mejorar el posicionamiento SEO de tu sitio web. Pero no todo vale. En este artículo vamos a contarte las acciones que debes hacer, o mejor, los errores que no puedes cometer en tu estrategia de Linkbuilding.

Todo especialista en posicionamiento en buscadores te incitará a que realices una estrategia de enlaces, y estará en lo cierto, ya que es una perfecta manera para apoyar el tráfico orgánico y lograr una mayor visibilidad y rankeo en los buscadores. También supondrá un auténtico reto, aunque los resultados merecerán la pena. ¿Estás preparado para este desafío?

 

¿Para qué sirve el Linkbuilding?

 

Empecemos por el principio. El Linkbuilding es una técnica utilizada en el posicionamiento que consiste en la generación de enlaces externos, relacionados con el contenido, que apunten hacia las distintas páginas de una web con el fin de proporcionar autoridad y mejorar el posicionamiento SEO.

A pesar de encontrarnos en pleno 2018 existen escépticos que aún dudan de su efectividad, y argumentan que predomina la cantidad frente a la calidad. Sabemos de primera mano que los enlaces son uno de los factores más importantes que utiliza Google para mejorar el ranking de las páginas web, los algoritmos valoran positivamente su creación y difusión como herramienta de unión de contenido.

Sin duda, y como ocurre con tantos otros factores SEO, el contenido tiene que crearse orientado al usuario de forma natural. Los enlaces que apunten al contenido tienen que ser relevantes y de calidad, es decir, adaptados al contenido de la página a la que aterrizan.

 

¿Cuáles son los problemas asociados a una estrategia de Linkbuilding?

 

En ocasiones, el ansia por conseguir nuevos enlaces que apunten hacia el sitio web que queremos posicionar nos lleva a cometer fallos en nuestra estrategia, lo que puede resultar fatal para el SEO. Si quieres evitarlo, y te aseguro que quieres, lo mejor que puedes hacer es seguir nuestros consejos sobre los errores que tienes que evitar en tu campaña de Linkbuilding. Así seguirás prácticas “white” que no perjudicarán a tu web.

 

Compra masiva de enlaces

Ejemplo de packs de compra de enlaces

Es frecuente recibir correos o anuncios en sitios webs de “empresas” o “expertos SEO” que te proponen recibir una gran cantidad de enlaces desde distintos sitios web hacia tu página. Por supuesto, según su versión, se realizan desde dominios con un alto “PageRank” y garantizan el rápido y seguro posicionamiento en buscadores.

Es una gran mentira. Google espera que los enlaces que reciba una web provengan de sitios con contenido relacionado con la web y que han utilizado los enlaces con el fin de complementar la información que ofrecen en la web.

Cualquier indicio de compra de enlaces será penalizado por Google, aunque los expertos en el sector conocemos este hecho, las personas que no conocen el sector en profundidad pueden caer en la trampa y cooperar con entidades “especializadas” en servicios SEO dudosos, sin llegar a ser conscientes de las consecuencias de realizar estas acciones.

 

Directorios de enlaces y artículos

Ejemplo directorio de enlaces

Ejemplo de directorio de enlaces

 

Hace unos años, estar en uno o varios directorios de enlaces, por no decir en los máximos posibles, era una de las acciones más populares para conseguir enlaces. Por supuesto su calidad era baja, pero no resultaban tan perjudiciales como ocurre ahora, la cantidad era más importante que la calidad, y ofrecían resultados positivos para el SEO.

Los directorios, existen gratuitos y de pago, suelen estar agrupados por temáticas, y su pertenencia a alguno de ellos (es conveniente evitar el abuso) no tiene que resultar negativo siempre que estén relacionados con el contenido que se ofrece y estén moderados.

Uno de los directorios más tóxicos son las granjas de enlaces, páginas que albergan miles, por no decir millones, de enlaces que apuntan a distintos sitios web. Generalmente estás páginas están ubicadas en dominios opacos y poco fiables de lugares como China o Rusia. Su uso está fuertemente penalizado por el algoritmo Google Panda, y es frecuente que se recurra a ellos para hacer daño al posicionamiento de competidores. Una técnica muy rastrera nada recomendable.

Otro tipo de directorio es el que permite escribir el texto que se desee sin tener que verificarlo e incorporar tantos enlaces como se quiera. A pesar de todo, no es una decisión grata, ya que el contenido no aporta valor añadido, y el objetivo es colocar un enlace que apunte a nuestro sitio web. Es decir, se escriben 100 o 200 caracteres y se colocan varios enlaces sobre una temática determinada en una web con miles de enlaces de temáticas muy variadas. Evidentemente la calidad es bajísima.

También existen los directorios de blogs, su función es publicar artículos con enlaces que apuntan a tu sitio web. Su principal inconveniente reside en que el contenido es duplicado del sitio web y su baja calidad resta más que suma. Se caracteriza por ofrecer un alto número de temáticas y la gran cantidad de publicaciones que publican mensualmente.

 

Relleno de palabras clave

 

Básicamente, y como su propio nombre indica, se trata de rellenar el contenido con palabras clave específicas, incurriendo en keyword stuffing, técnica de Black Hat SEO que vimos en el último artículo. Se trata de una técnica no natural que crea una densidad anormalmente elevada de palabras clave similares con el fin de incrementar la posición en los resultados de búsqueda.

Evidentemente, cuando Google detecta esta práctica, que sobrepasa los estándares del 5-10% de densidad de palabras clave, penaliza al sitio, por lo que no vale la pena utilizar esta estrategia que crea una experiencia negativa para los usuarios.

 

Software de Autosubmitter

 

Igualmente recomendable es huir de las técnicas de construcción de enlaces basada en autosubmitters. Un autosubmitter es un software que permite a los usuarios crear correos electrónicos y perfiles de usuarios falsos para su uso en foros. Es muy utilizada en prácticas SEO black hat.

Una vez que se han activado las cuentas “fantasma” en los foros, se crean publicaciones, siguiendo un patrón definido por el usuario, que incluyen firmas con enlaces que apuntan al sitio web o generar una gran cantidad de publicaciones para los libros de visitas. La propia herramienta crea contenido dinámico a partir de la información aportada por el usuario.

Evidentemente, es una práctica que a corto plazo puede ofrecer algún resultado, hasta que se tope con el algoritmo anti-spam de Google y seas baneado. La repetición masiva de texto y enlaces es de bajísima calidad.

 

Contenido oculto

Ejemplo de texto oculto para el usuario con el mismo color del fondo (en este caso es blanco)

Ejemplo de texto oculto para el usuario con el mismo color del fondo (en este caso es blanco)

 

La última técnica que os presentamos quizás sea la más difícil de realizar ya que hacen falta conocimientos de programación y dominar el lado oscuro.

Para esconder enlaces entre el contenido de una página web primero hay que detectar una brecha en la seguridad del sitio y cambiar la estructura para infectar el site.

El hacker instala un software, que puede resultar imperceptible para los verdaderos administradores de la web, y crea contenido oculto para los usuarios. Similar al utilizado para crear landing pages ocultas. Para ello se basa en técnicas tan diversas y populares como:

  • Camuflar el contenido utilizando el mismo color de fondo. Invisible para el usuario, no para los robots que indexan el contenido.
  • Utilizar texto a tamaño cero para que el contenido exista y sea indetectable.
  • Esconder enlaces cambiando el estilo CSS para que pase desapercibido al lector que se trata de un vínculo. Incluso si se pasa el ratón por encima.

Para esconder enlaces en una página web que no sea de tu propiedad tienes que tener unos elevados conocimientos informáticos. Los hackers detectan brechas

A pesar de la aparente dificultad de detección, se pueden desenmascarar estas prácticas revisando los enlaces salientes con herramientas como Screaming frog, Ahref o Majestic SEO.

 

Conclusión

 

Ya conocemos la teoría, hay que crear contenido de forma natural y de alta calidad para que sea compartido en las redes sociales, enlazado en artículos o páginas que se inspiran en el contenido. Se trata de un trabajo duro con resultados a medio plazo que pueden llegar a desesperarnos y hacer que comentamos errores en nuestra estrategia de Linkbuilding.

Estos cambios en la estrategia de enlaces pueden resultar peligrosos para la página web, y por ende, para el negocio. Las acciones de posicionamiento realizadas hasta entonces pueden caer en saco roto y ocasionar la “desaparición” del universo Google. Salir de una penalización de Google requerirá tiempo, paciencia y recursos.

Si tu fuerte no es el Linkbuilding, contacta con Ongoing Digital, te ayudaremos a mejorar tu estrategia de enlaces y conseguir tu objetivo siguiendo las buenas prácticas.

 

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies