¡Alerta Black Hat SEO! 6 malas prácticas

on mayo 31, 2018 SEO with 0 comments
¡Alerta Black Hat SEO!

Las acciones Black Hat SEO son actuaciones que burlando las indicaciones de Google buscan conseguir un mejor posicionamiento. El problema de utilizar estas medidas es que más pronto que tarde vas a ser descubierto por los algoritmos de Google y puedes ser penalizado, con lo que ello conlleva.

En este artículo vamos a conocer las principales acciones Black Hat SEO para evitar caer en sus redes de forma involuntaria.

 

6 Acciones Black Hat SEO que tienes que evitar

 

Conseguir un posicionamiento rápido puede resultar muy goloso, pero el dulce puede convertirse en amargo si somos cazados por Google y finalmente penalizados.

Sigue estas pautas para evitar caer en las garras del Black Hat SEO.

 

1.- Comprar enlaces

 

Los enlaces de calidad favorecen el posicionamiento de las webs, de ahí que muchas webs hayan intentado utilizar esta ventaja para subir rápidamente de posición en los buscadores.

Sin embargo, la compra de enlaces para que apunten a tu dominio es una pérdida de tiempo y de dinero. El algoritmo Penguin penaliza automáticamente a todas las páginas que detecta que están comprando y vendiendo estos enlaces.

El objetivo del posicionamiento SEO, es que sean los propios creadores de contenido los que se tengan que esforzar para conseguir dichos enlaces. Una correcta estrategia de Linkbuilding es aquella que busca conseguir enlaces a través del contenido de calidad, de páginas que estén relacionadas con la temática de la web o del contenido o mediante su viralización en redes sociales.

 

2.- Contenido duplicado

 

Quizás la práctica más utilizada de forma inconsciente por parte de los redactores sea la creación y uso de contenido duplicado. El algoritmo Google Panda, se encarga de detectar y penalizar el contenido duplicado que se ha obtenido de otras webs, por ejemplo, copiar un artículo al completo de otro sitio web. Sin embargo, está surgiendo una tendencia en la que se duplica el propio contenido de la página web en otras páginas con el objetivo de indexar el contenido.

Si Google detecta prácticas de duplicación de contenido penaliza a las páginas web afectadas con la no indexación y la pérdida de posiciones en el ranking.

 

3.- Keyword Stuffing

 

La densidad de palabras clave o keyword stuffing es una técnica black hat SEO que consiste en escribir de forma excesiva un determinado número de palabras clave con el objetivo de darle más relevancia a esta keyword. Google establece que a partir del 15% de densidad comienza a penalizar a las páginas, aunque de forma práctica se aconseja que no supere el 5%.

Para evitar este tipo de acción negativa, hay que escribir de forma natural, pensando en el usuario y utilizando información bien sintetizada o recursos como sinónimos.

 

4.- Esconder contenido

 

Imagina que estás barriendo tu casa y escondes el polvo debajo de la alfombra, el polvo sigue estando ahí aunque no se vea. El concepto del clocking content es parecido. Consiste en esconder el contenido para que pase desapercibido para los usuarios que visitan la web y sí sea tenido en cuenta por los robots para su indexación.

Un ejemplo de contenido escondido es aquel que se escribe en blanco con un fondo blanco. Eso sí, si Google te pilla, penalización segura.

 

5.- Crear páginas que sólo pueden leer los robots

 

Otro ejemplo de SEO malicioso es el de las webs que crean contenido para los buscadores y otro contenido para los usuarios de la web.

El objetivo es conseguir posicionar bien la página utilizando una forma de escritura que se adapta a los estándares de Google pero no es atractivo para el usuario. Los visitantes de la web tienen otro contenido que es más visual, atractivo y menos repetitivo, que favorece su lectura e interacción.

 

6.- Utilizar páginas como puertas trampa

 

Las páginas con puertas trampa son aquellas que redireccionan a los usuarios a una nueva página web pasado varios segundos. Al usuario no le da tiempo a ver nada del contenido, pero los robots si son capaces de analizar todo el contenido en este tiempo.

Los usuarios llegan hasta la web, que está formada por contenido especialmente creado para mejorar el posicionamiento y que sólo sea examinada por los robots, y tras dos segundos, son redirigidos a una nueva página con contenido de interés para el usuario.

Este método, como el resto de técnicas Black Hat SEO, están penalizadas por los buscadores, que buscan la máxima transparencia y que el contenido que reciben los usuarios sea el mismo que indexan los robots.

En Ongoing Digital te aconsejamos para que desarrolles una correcta estrategia SEO sin caer en las técnicas Black Hat.

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies